0

Diferencias entre un neumático caro y uno barato.

A la hora de cambiar los neumáticos de nuestro vehículo, un error que nos puede salir muy caro es optar por productos muy baratos y de baja calidad. La crisis y la llegada de neumáticos escandalosamente baratos procedentes de Asia ha hecho que muchos conductores no tuvieran en cuenta determinados aspectos importantes, a la hora de elegir sus nuevos neumáticos.

No hace falta decir que el buen estado de las cubiertas es lo que va a determinar un comportamiento seguro y eficaz de nuestro coche. Por lo tanto, lo que en principio puede parecernos una ganga puede resultarnos muy caro. En cualquier caso, si ha llegado el momento de renovar los tuyos, te ofrecemos algunos consejos útiles.

Consejos para velar por la seguridad de nuestros neumáticos.

Si vas a calzar ruedas nuevas a tu coche, empieza a hacer bien las cosas. Acude a un lugar solvente para elegir tus neumáticos y donde te garanticen un buen montaje de los mismos, con equilibrado y alineaciones ajustadas y adecuadas. A partir de ahí, revisa cada mes la presión, las válvulas y los tapones.

Además, deja que los profesionales te asesoren sobre si es suficiente cambiar uno, dos o los cuatro neumáticos. Ellos analizarán el estado de tus ruedas, la profundidad del dibujo y el mantenimiento de sus prestaciones. Por otro lado, te dirán cuáles son las cubiertas adecuadas para tu vehículo y comprobarán que tu coche no presente problemas de dirección o suspensión, que puedan reducir su capacidad de respuesta.

Además, debes elegir bien las prestaciones de los neumáticos, en función de la zona por la que circules habitualmente. Hay productos especiales para climas lluviosos o zonas donde suele helar o nevar.

Y, como decimos, comprueba que acudes a un centro autorizado y solvente, donde hagan las cosas bien y te den todas las garantías.

¿Cómo elijo la calidad de los neumáticos?

Para empezar, te recomendamos que huyas de la gama más baja, porque suelen salir caros al final del camino. De hecho, desde el 1 de noviembre de 2012, todos los neumáticos que se comercializan en Europa deben llevar la llamada Etiqueta Europea, donde se recogen sus características y prestaciones. Allí vienen especificados aspectos como la fecha de fabricación, la resistencia a la rodadura, la adherencia en superficies mojadas, etc.

Estos datos nos dan una información muy valiosa porque, de ellos, dependerá la respuesta de nuestro vehículo en situaciones adversas o inesperadas: frenazos, giros bruscos, lluvia, hielo, etc.

El tema es tan importante, que muchas marcas y organismos han hecho estudios para comparar cómo responden los neumáticos baratos, respecto a otros de gama superior. Y los resultados, evidentemente, han revelado deficiencias tremendas en cuanto a agarre, estabilidad, frenado y aspectos de este tipo.

Por eso, es recomendable acudir siempre a proveedores reconocidos y adquirir neumáticos con una calidad mínima garantizada.

¿Neumático caro o neumático barato?

Optar por primeras marcas supone, la mayoría de las veces, un alto desembolso económico, pero suele merecer la pena: son los que nos ofrecen máximas prestaciones, mayor durabilidad y un alto índice de seguridad al volante.

No obstante, suele haber otra opción, conocida como los neumáticos de segundas marcas. Se trata, la mayoría de las veces, de la marca blanca que comercializan los principales fabricantes. En este caso, hay que destacar que aplican en el producto toda su tecnología y conocimientos, pero ahorran en publicidad y promoción. Esta suele ser la mejor opción, si nos fijamos en el parámetro calidad/precio.

Y, por último, están las marcas económicas, con precios llamativos pero que no siempre garantizan un mínimo de calidad y seguridad. Sobre todo, si se trata de neumáticos baratos procedentes de China. En ocasiones, estos productos incorporan indicaciones que no siempre son ciertas. Por eso, nuestra recomendación principal es acudir a un distribuidor autorizado o a un lugar reconocido y solvente, para adquirir un producto con todas las garantías y donde nos proporcionen un montaje adecuado de los neumáticos.

En resumen, hay que evitar los neumáticos de gama más baja. Gastar un poco más en este elemento de nuestro vehículo siempre compensa. Recuerda que los neumáticos son el único punto de contacto entre el coche y el asfalto y de su respuesta y prestaciones va a depender nuestra seguridad y la del resto.

 

Camaltec Ibérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *