0

Cuáles son las oposiciones más sencillas

Las administraciones tienen abiertas unas 10 mil plazas de funcionariado en la actualidad, lo que supone prácticamente la oferta más abundante de empleo público desde el inicio de la crisis económica en nuestro país. En los próximos años se tiene la previsión de que saldrán a concurso unas 300 mil plazas de funcionario, aunque la mayoría están destinadas al personal temporal que ya trabaja actualmente en los servicios públicos. De alguna manera parte de estos puestos ya están prácticamente adjudicados.

Este nuevo comportamiento se nota todos los negocios que rodean al empleo público, como las academias dedicadas a la preparación de oposiciones. Tanto los estudiantes como los trabajadores de estas empresas relacionadas se ven beneficiados por el aumento de la oferta, aunque también es importante saber cuáles son las oposiciones más sencillas para calcular el éxito que se pueda obtener del intento.

Todas las fuentes coindicen en que no hay ninguna oposición realmente fácil, eso sí, aunque los niveles de exigencia o las titulaciones previas demandadas pueden variar mucho y facilitar el camino en ciertos casos.

La escala laboral a la que optan los candidatos

De lo primero que dependerá si una oposición puede ser más o menos sencilla es el grupo al que pertenece, categorizados en A, B o C. Cada una de las escalas diferenciadas exige un tipo de titulaciones específicas, desde la Educación Secundaria Obligatoria o Bachiller para las C2 y C1, hasta un título de técnico superior como son las tipo B o diplomados y graduados en las A2 y A1.

Esto ya supone un punto de partida con dificultades diferenciadas, aunque también existen otros condicionantes como si el examen es de tipo test o si existe un número de plazas mayor que ofrezca más oportunidades.

Actualmente entre la mayor oferta están las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con unas 3.200 plazas para policías de escala básica, 2.000 plazas para militares de tropa y marinería o 1.800 para cabos y guardias civiles. En teoría son de las oposiciones más sencillas por la cantidad de puestos disponibles y las exigencias, pidiendo títulos de Bachiller, Formación Profesional o ESO en algunos casos.

Oposiciones más especializadas con gran oferta

Además de las fuerzas de seguridad existe otra gran categoría de plazas que está empezando a ampliar su oferta aunque puedan parecer oposiciones menos sencillas por la especialización, ya que se trata del sector de la educación.

Se han convocado recientemente oposiciones para 33 plazas de auxiliares educadores, 1.842 plazas para maestros, 80 para profesores de Formación Profesional y 540 plazas para profesores de Secundaria. En este aspecto las oposiciones más fáciles son las de los auxiliares educadores, pero si la competencia resulta mayor y las plazas no son tan abundantes puede que no sea la mejor estrategia. En ocasiones será más sencillo aplicar a oposiciones con un grado de dificultad un poco mayor pero con las oportunidades para conseguir un puesto.

El temario a estudiar también es un valor muy importante para evaluar cuáles son las oposiciones más sencillas, y es que el temario de los maestros consta de unas 25 lecciones mientras que el de los profesores es de unas 70 aproximadamente.

Camaltec Ibérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *