0

Los cuidados básicos de las bicicletas.

Si eres un usuario habitual de la bicicleta, seguro que ya sabes que conviene realizar unos cuidados contantes y regulares para mantener en buen estado el vehículo.

Con todo, no está de más que te leas este repaso que vamos a ofrecerte e, incluso, que te lo guardes a modo de chuleta para poder consultarlo cuando te haga falta.

¿Qué cuidados básicos requiere mi bicicleta antes y después de cada salida?

Antes de salir con ella, te aconsejamos que compruebes la presión de los neumáticos y verifiques el engrasado de la cadena. También debes revisar con un simple vistazo que las ruedas están bien centradas.

Por otro lado, revisa las zapatas, por si presentan demasiado desgaste, así como la tensión de los cables de frenada. Y, por supuesto, confirma que llevas todo lo necesario para poder hacer frente a cualquier contratiempo: bomba de aire, parches, etc.

A partir de ahí, si todo está en orden, ya puedes disfrutar con seguridad de tu salida. No obstante, reserva fuerzas porque, a tu vuelta, hay una serie de cuidados que no te debes saltar. Será la única manera de dejar tu bici a punto y en condiciones para la próxima salida.

A tu vuelta, revisa nuevamente las ruedas para eliminar cualquier cuerpo extraño que se haya incrustado en la goma (piedras, barro, pequeños cristales…). Evidentemente, si has sufrido un pinchazo, deberás repararlo.

También debes eliminar de forma superficial toda la suciedad acumulada durante la travesía. Si está demasiado sucia, lo mejor es programes una limpieza a fondo. Más adelante te explicaremos cómo hacerla.

Por otro lado, si has circulado por terrenos muy abruptos, comprueba que los radios y las llantas no han resultado dañados.

Y, por último, elimina de los pedales aquellos residuos que se hayan acumulado, como piedras, hojas, fango, etc.

Cuidados extraordinarios de las bicicletas: qué hacer cada cierto tiempo.

Cuando ya lleves varias salidas, lo mejor es someter a tu bici a una revisión mucho más a fondo. Por ejemplo, cuando hayas cubierto entre 1.000 y 2.000 kilómetros.

En este punto, conviene realizar una limpieza a fondo de la misma. Además, comprueba el estado del cuadro y la horquilla, para detectar roturas o posiciones desviadas. También en aconsejable, desengrasar la cadena y volver a lubricarla. En cuanto a los platos y piñones, puedes coger un cepillo o una brocha suave y eliminar los restos de barro, polvo o residuos.

Suele ser muy útil lubricar con un poco de aceite los rodamientos internos de cambio trasero y repasar a conciencia todo el sistema de frenado: desde los puentes, hasta las zapatas, pasado por los cables).

Los expertos también aconsejan, cada cierto tiempo, revisar que los radios mantienen la tensión adecuada. Además, sería interesante que limpiaras bien las llantas.

No olvides comprobar la holgura del eje de los pedales, revisar a fondo la dirección y comprobar el estado de la cadena.

¿Cómo limpiar de forma adecuada tu bicicleta?

Cada parte concreta del vehículo requiere una forma determinada a la hora de proceder a su limpieza:

  • El cuadro y los radios: límpialos con algo suave y con un líquido jabonoso, como lavavajillas o champú.
  • Los elementos de la transmisión: mantenlos siempre limpios y lubricados. Primero usa un desengrasante y luego vuelve a lubricar con un producto adecuado.

Te recomendamos que nunca realicen una limpieza generalizada de la bici, ya que, como hemos explicado, cada elemento necesita sus cuidados específicos. Recuerda que hay elementos como el sillín o las empuñaduras que no deben mojarse, mientras que otros no admiten lubricantes.

Hablando del sillín, debes mantenerlo siempre seco y evitar roturas. Además, comprueba con regularidad que sus elementos de encaje en el cuadro están en buenas condiciones.

Para acabar, recordarte que lo mejor es mantener siempre a punto tu bici. De esta forma, se mantendrá en excelentes condiciones durante mucho más tiempo. Es importante que prestes atención a los cuidados básicos, antes y después de cada salida, pero, también, a las revisiones y puestas a punto más profundas que debes realizar cada cierto tiempo.

Por otro lado, es importante revisar los accesorios y renovar aquellos que están desgastados o no presentan buen aspecto.

¿Te ha gustado el artículo?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Camaltec Ibérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *