0

Funciones y tareas de un aparejador

Casa

Las personas dedicadas al trabajo de reformas o rehabilitaciones, operan determinadas maquinarias con el fin de mover grandes piezas y objetos. Los aparejadores, son profesionales con alta valoración por su excelencia en el trabajo y el servicio que ofrecen.

Especialmente en grandes obras, es fundamental la labor del operario que controla las maquinarias. Plataformas de madera, barras de acero, chapas, objetos de grandes dimensiones y equipos de trabajo, son controlados por los aparejadores. Funciones que se complementan, con la demolición o construcción de las estructuras durante las obras. Para poder llevar a cabo estas tareas, reciben una determinada formación y aprendizaje que los cualifica para ejercer esta función. La profesionalidad es imprescindible para un trabajo en condiciones. Los programas de estudio desarrollan también un entrenamiento adecuado, garantizando la ejecución con los distintos elementos y máquinas para evitar posibles fallos.

Funciones especificas

Se desempeñan normalmente en empresas dedicadas a construcciones de todo tipo, compañías navales o de transportes, industrias de maquinaria pesada, y refinerías petroleras. Servicios que requieren habilidades especiales y capacitación adecuada de los aparejadores en Madrid. Las personas que se dedican a cumplir esta función necesitan contar con determinadas habilidades. Entre ellas, se encuentran el buen estado de salud, fuerza y resistencia física, comprensión básica de principios técnicos, por ejemplo. Es importante que su audición y visión sean excelentes, para la identificación de cualquier anomalía, que pueda surgir en las maquinarias que controlan. Este último aspecto es básico, para evitar peligros durante el uso de los elementos y la comunicación de las instrucciones al resto de los trabajadores.

Entre las funciones concretas de los aparejadores, es necesario que durante su labor, puedan realizar:

  • Inspecciones correspondientes a los objetos o piezas, que se tienen que movilizar de un sitio a otro.
  • Evaluación de la eficacia de las maquinas que controlan la carga.
  • Selección de poleas, cables, tirantes, etc., adaptados al tipo de trabajo que realizan.
  • Instalación de cableado, ganchos, y otros elementos para mover las piezas de forma segura.
  • Responsables de equipos como torres y pértigas de madera, que encajan en los objetos.
  • Control de señales verbales y radiales, mientras se trasladan las cargas al lugar indicado.
  • Expertos en soldaduras metálicas, lecturas de planos, y usos varios de herramientas mecánicas.
  • Especialistas en cortes con soplete, procesos donde se emplean oxígenos y gases, además de otros avances tecnológicos.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *