0

Branding, el arma secreta de las empresas

Una de las cosas que distingue a una empresa exitosa de otra que no lo es, es la capacidad de dotar de alma el proyecto al que representan. Es decir, ir un poco más allá del binomio producto-servicio y poner en valor, una idea, una plantilla, una historia…

Esto podría ser una nueva definición de Branding. Con esta palabra en inglés, muy usada en marketing, se define el proceso de construir una marca combinando de forma estratégica todos sus activos: desde la imagen corporativa hasta sus valores de marca. Pero, como en principio, este concepto es un poco abstracto, repasemos con más detalle todos los aspectos directos o indirectos relacionados con el Branding.

El Branding y el posicionamiento de marca.

Cuando una marca o una empresa trabaja el Branding, lo que busca es crear vínculos especiales y emocionales con su público. Una conexión que va más allá, como decíamos antes, del producto o servicio que ofrece. De esta manera, nuestra marca consigue diferenciarse de la competencia y conseguimos rentabilidad, fidelización y una comunidad a nuestro alrededor que nos da soporte.

La manera en que los usuarios perciben a una marca es lo que determina su posicionamiento. Y estos atributos que le otorgan son, precisamente, la clave que hará que lo compren nuestro producto o que se decanten por nuestro servicio.

Sin embargo, lo primero no es definir nuestra marca y luego salir al mercado a ver a quién le gusta. Lo esencia, es definir primero el público objetivo al que nos dirigimos y, en función de sus características, desarrollar nuestras estrategias de marca.

También es importante, trabajar los beneficios racionales que aporta nuestra marca y ser capaces de transformarlos en beneficios emocionales. ¿Qué siente el cliente cuando usa mi producto o compra mi marca?

El siguiente paso, es buscar nuestro lugar en el mercado. Ese sitio que solo podemos ocupar nosotros, porque es donde confluyen lo que somos capaces de ofrecer y lo que quiere el público.

Ventajas del Branding para las marcas.

Ya tenemos claro que el Branding nos ayuda a presentar las propuestas de valor de una marca ante la audiencia. Como definición está muy bien, pero bajemos a la arena y veamos en qué aspectos concretos nos beneficia el Branding:

  1. Nos ayuda a comunicar lo que somos y para qué servimos. Los planes de comunicación resultan más eficaces y rentables.
  2. Ayuda a la audiencia a comprender nuestros valores y objetivos, creando conciencia de marca.
  3. Nos permite consolidar los mensajes que emite nuestra empresa, dándole coherencia al discurso y haciéndolo mucho más eficaz.
  4. Fomenta la fidelización de los clientes.
  5. Mejora nuestra imagen ante proveedores.
  6. Nos ayuda a abrir nuevos nichos de mercado.
  7. Fomenta el desarrollo de nuevas actividades para generar valor de marca.
  8. Impulsa las ventas.
  9. Fortalece el concepto de equipo y la motivación de la plantilla. También fomenta el trabajo entre departamentos.
  10. Incrementa el orgullo de pertenecer a la comunidad de la marca o a la organización.
  11. Atrae talento y nos posiciona mejor frente a la competencia.
  12.  Fortalece los procesos de producción y, como consecuencia, la calidad del producto.

El Branding es mucho más que un logotipo.

A estas alturas del artículo, creo que eso lo tenemos claro, ¿verdad? Aunque la imagen corporativa sea lo primero que entra por los ojos, ya sabemos que lo que de verdad cala en el corazón del público son las emociones. Y, precisamente ahí, reside la importancia del Branding.

Por esta razón, el logotipo es importante, pero también el nombre, el posicionamiento, el tono con el que una marca comunica y los valores que quiere transmitir.

Un buen ejemplo, lo encontramos en el trabajo que hizo McDonald’s para dejar de ser percibida como una marca de comida basura. Cambió el rojo y amarillo de su logo, por el verde botella y el dorado, que da sensación de mucha mejor calidad. Transformó el diseño de sus locales, dándoles un aspecto más serio y confortable.

Y, otro buen ejemplo, de Branding memorable es Apple: desde el naming hasta el diseño de sus tiendas, pasando por el packaging, su famoso logo, su tono de experto o su servicio de atención al cliente.

¿Te ha gustado el artículo?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Camaltec Ibérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *